Estar conectados con lo que realmente importa

Como números copiados somos enchufados a realidades masificadas, mientras las verdaderas conexiones quedan prendidas a vacíos justificados por las sociedades, convirtiéndonos en fichas predecibles de juegos macabros de intereses y poder.
Alejarnos de lo que dictan falsas supuestas verdades llena de verdaderos significados, genera la diferencia necesaria para teñir de sentido nuestra temporalidad, al ser artífices de conciencias propias que no corren a través de paradigmas ni prejuicios, sino de libertades desintoxicantes, para ir rompiendo partes de ese fuerte muro que nos rodea, pero que al igual que todo lo que existe, no es ni eterno ni inmutable. Al quebrar esas cadenas, los vientos de libertad y justicia formarán parte de valiosas conexiones inquebrantables.

1 comentario:

Andrés F. Celis S. dijo...

Que bonito. Gracias.

Publicar un comentario

Entradas recientes