Qué es el dinero , según Bernard Lietaer

La peri­odista Sarah Van Gelder entre­vistó, hace ya algunos años al econ­o­mista Bernard Lietaer. Bernard posee un impre­sio­n­ante cur­ricu­lum ya que ha tra­ba­jado para el Banco Cen­tral de Bél­gica, dis­eñando la mon­eda única euro­pea, en el sis­tema de pagos elec­tróni­cos de su país, en diver­sas empre­sas multi­na­cionales desar­rol­lando tec­nologías de pago, en una de las prin­ci­pales empre­sas de inver­sión, en países del Ter­cer Mundo para el fomento del ahorro e incluso en la Uni­ver­si­dad de Lovaina enseñando Finanazas Inter­na­cionales. La entre­vista no tiene des­perdi­cio y viniendo de alguién tan bien for­mado y doc­u­men­tado en el tema debe­mos tener muy en con­sid­eración sus comentarios.

Cre­ando dinero

“El dinero se crea cada vez que un banco hace un prés­tamo. Cuando un banco entrega la suma de 100.000 mil dólares para una hipoteca, en real­i­dad lo que el banco está cre­ando es el dinero prin­ci­pal ini­cial o sea los 100.000 que va a bas­tar y que hace cir­cu­lar la economía. Pero el banco cuenta, en real­i­dad, con que usted va a devolver 200.000 en los sigu­ientes veinte años. Sólo que esos segun­dos 100.000 no los crea la enti­dad financiera sino, por el actual sis­tema, será todo el mundo el que tenga que pelearse entre sí para devolverle esa can­ti­dad (…) De esta forma, unas per­sonas tienen que perder con­stan­te­mente para que otras ganen (…) todo esto quiere decir que cuando el banco ver­i­fica su cred­i­bil­i­dad como cliente en real­i­dad lo que está cheque­ando es cuán capaz es usted de com­pe­tir y vencer a otros jugadores. Si será capaz de extraer esos segun­dos 100.000 dólares que, si fra­casa en el juego, le harán perder la hipoteca, la casa y cualquier otro pat­ri­mo­nio colat­eral suyo

Cul­pa­bles

“El dis­eño del dinero es la raíz de mucho de lo que está ocur­riendo en la real­i­dad (…) la cod­i­cia y la com­pe­ten­cia no son resul­tado de un tem­pera­mento humano inmutable den­tro de nosotros. En real­i­dad, la cod­i­cia y el miedo a la escasez son con­tin­u­a­mente crea­dos y ampli­fi­ca­dos como con­se­cuen­cia directa del tipo de dinero que esta­mos uti­lizando. Por ejem­plo, podemos pro­ducir ali­mento más que sufi­ciente para ali­men­tar a todo el mundo y existe tra­bajo sufi­ciente para todas las per­sonas del plan­eta, pero lo que no hay es dinero sufi­ciente para pagar por todo ese trabajo (…)

Ideas con­tra el sis­tema financiero

“En Fran­cia exis­ten actual­mente unas tre­cien­tas redes de inter­cam­bio local (…) que se desar­rol­laron cuando los nive­les de desem­pleo alcan­zaron el 12 %, para facil­i­tar los inter­cam­bios de diver­sos tipos de pro­duc­tos y ser­vi­cios, desde la renta hasta la pro­duc­ción orgánica (…) no sólo se com­er­cial­izan que­sos, fru­tas, tor­tas y otros pro­duc­tos de mer­cado cada quince días, sino tam­bién ser­vi­cios de fontan­ería, pelu­quería, clases de nave­gación a vela o clases de inglés (…) Otro ejem­plo clásico es el del Time Dol­lar (el Dólar-Tiempo) de Edgard Kahn, el cual sig­nifica que mien­tras exista un acuerdo entre dos per­sonas sobre una transac­ción usando Time Dol­lars, ellos ya crearon de mutuo acuerdo el dinero que nece­si­tan en el pro­ceso; no existe por lo tanto escasez de mon­eda y eso no sig­nifica que exista una can­ti­dad infinita de esa mon­eda porque usted no puede darme 500.000 horas de Time Dol­lars ya que sería imposi­ble que lo hiciera…, pero no existe esa escasez arti­fi­cial del dinero que los ban­cos crean per­ma­nen­te­mente. En vez de atacarse unas per­sonas con­tra las otras, este sis­tema impulsa a cooperar.”

Esclavitud del dinero

Razones psi­cológ­i­cas de la escasez

“Sólo cuando falta con­fi­anza en uno mismo es cuando tener una gran cuenta ban­caria, a cualquier pre­cio, se con­vierte en la mayor aspiración per­sonal. El primer hom­bre que acu­muló una serie de cosas como pro­tec­ción con­tra la incer­tidum­bre del futuro automáti­ca­mente tuvo que empezar a defender su botín con­tra la envidia y las necesi­dades de otros. Si una sociedad tiene miedo a la escasez, crea un ambi­ente en el cual se man­i­fi­es­tan bue­nas razones para vivir en el miedo de la escasez y eso es lo que se llama una pro­fecía de autocumplim­iento. Tam­bién es cierto que hemos estado viviendo durante un largo período de tiempo creyendo que era nece­sario crear escasez para crear valor. Si bien eso puede ser válido en algunos domin­ios, en otros resulta abso­lu­ta­mente arti­fi­cial. Por ejem­plo: no existe nada que nos imp­ida dis­tribuir gra­tuita­mente toda la infor­ma­ción. El costo mar­ginal de dis­tribuir infor­ma­ción actual­mente es prác­ti­ca­mente nulo; sin embargo, inven­ta­mos ‘copy­rights’ para tratar de man­tener la escasez de infor­ma­ción y por tanto incre­men­tar su valor. Así que es el miedo a la escasez lo que crea la cod­i­cia y la acu­mu­lación, que a su vez crea la escasez a la que se temía.”

Economía real y economía virtual

“Ante todo el sis­tema mon­e­tario ofi­cial actual no tiene ya casi nada que ver con la economía real. Sólo para darle una idea, las estadís­ti­cas de 1995 indi­can que el vol­u­men de mon­eda inter­cam­bi­ada a nivel global es de 1,3 tril­lones por día, esto es 30 veces más que el pro­ducto bruto diario de los países desar­rol­la­dos en el con­junto de la OCDE. El Pro­ducto Inte­rior Bruto de los EE.UU. es removido en el mer­cado global cada tres días…, pero de este vol­u­men total sólo un 2 ó un 3 por ciento tiene que ver con transac­ciones reales. El resto se desar­rolla den­tro del ciber­casino espec­u­la­tivo global.”

El poder financiero

“Está muy claro que el poder se ha desplazado de los gob­ierno a los mer­ca­dos financieros. Cuando un gob­ierno hace algo que no le gusta a los mer­ca­dos –como los británi­cos en el 91, los france­ses en el 94 o los mex­i­canos en el 95-, nadie se sienta a la mesa y les dice ‘Ust­edes no deberían hacer eso porque…’ Ocurre otra cosa mucho mas sen­cilla: una cri­sis mon­e­taria de su mon­eda. Unos cien­tos de per­sonas que no fueron elegi­das por nadie y que no tienen ninguna respon­s­abil­i­dad colec­tiva sobre nada, como son por ejem­plo los fon­dos de pen­sión o tan­tas otras cosas, son los que deci­den la crisis”.

¿Hasta cuando durará está situación?

“Hasta George Soros, que se dedicó a la espec­u­lación con mon­edas nacionales, con­cluyó que la inesta­bil­i­dad es acu­mu­la­tiva así que el quiebre de la libre fluc­tuación de mon­eda está abso­lu­ta­mente garan­ti­zado. Joel Kurtz­man, ex edi­tor del Har­vard Busines Review incluye en su último libro el sigu­iente tit­u­lar: ‘La muerte del dinero y el pronós­tico de colapso inmi­nente debido a la locura espec­u­la­tiva’ (…) Como sim­ple ejem­plo, pense­mos que las reser­vas de todos los ban­cos cen­trales de la UE se unieran para tra­ba­jar jun­tos ante una cri­sis. En ese caso, ten­drían fon­dos para con­tro­lar ¡sólo la mitad del vol­u­men de un día nor­mal de com­er­cio! Esto en una situación nor­mal. En caso de cri­sis, las reser­vas cen­trales no durarían más de dos o tres horas.” ¿Que ten­dríamos que hacer?

“Debe­mos dis­eñar un sis­tema mon­e­tario que haga exac­ta­mente lo opuesto de lo que hace actual­mente éste. Lo que yo llamo de Carga a Largo Plazo, un con­cepto desar­rol­lado por Sil­vio Gesell hace alrede­dor de un siglo. Su idea era que el dinero es un bien público como el telé­fono o el trans­porte en auto­bús y nosotros sólo deberíamos pagar una tasa por usarlo. En otras pal­abras crear una tasa de interés neg­a­tivo en vez de pos­i­tivo. Sería así: si yo le doy un bil­lete de cien dólares y digo que den­tro de un mes tiene que pagar un dólar para que el bil­lete siga siendo válido, ¿usted qué haría? Lógi­ca­mente trataría de usarlo o inver­tir en algo más, para no ‘perder’ ese dólar… Exac­ta­mente ésa es la fun­ción del dinero: sólo es bueno cuando cir­cula. En el sis­tema Gesell, las per­sonas deberían usar el dinero como un medio de inter­cam­bio pero no como reserva de valor: eso crearía tra­bajo, facil­i­taría su cir­cu­lación y podría inver­tirse en el sis­tema de incen­tivos de corto plazo.”

Extrac­tado y ade­cuado a par­tir de un artículo pub­li­cado por Paul H. Koch en el Paso de las Ter­mópi­las.

Impor­tante leer acerca de la obra de Sil­vio Gesell: El orden económico natural

4 comentarios:

David dijo...

Muy buen articulo, muchas gracias. Es raro encontrar explicaciones sobre economía y dinero en palabras tan sencillas.

Pero me quedó sonando algo. En el sistema Gesell, aun existe el interes cierto? Yo pienso que así la gente utilizara su dinero relativamente rápido (para no tener que pagar ese dolar por el derecho a conservar el valor del billete de 100 dolares) eso no pararía el consumismo en que vivimos ahora; en que se fabrican una cantidad de cosas que ni siquiera necesitamos y que no son realmente utiles, todo por mantener la economía moviendose. Es más, creo que en el afan de utlizar rapido su dinero, la gente vería crecer sus deseos de adquirir "cosas". Lo que sea, comprar lo que sea antes que su dinero pierda valor. Este sistema sí facilitaría la circulación del dinero, lo que se puede considerar como "bueno" pero al precio de que la gente empiece a atesorar en vez de dinero, bienes, cosas materiales, que no perderían tanto su valor con el tiempo. Ademas ¿este sistema resuelve el problema de nuestro actual sistema de que para que una persona o corporación tenga dinero o bienes, es posible a expensas de muchas otras que estan perdiendo dinero y bienes?
Estas dudas me surgieron, por lo q pude entender del texto. Que piensan?

Andrés F. Celis S. dijo...

De acuerdo David. Si circula más dinero entonces se consume más. Buen punto. En realidad lo que el Movimiento Zeitgeist propone es una economía basada en recursos. Los recursos son el verdadero asunto. El dinero no se puede comer ni puede poner a funcionar un vehículo. En una isla desierta son útiles 20 litros de agua salda y comida y no un maletín con 10 millones de dólares. Para que sepas a lo que se refiere una economía basada en recursos, te invito a leer y ver la Guía de Orientación activista del Movimiento. Saludos.

Moer dijo...

Estimados todos les invito a que visiten www.dineroneutral.com, aqui encontrán todo acerca de Gesell, Lietaer y muchos mas, y lo que podemos hacer para comenzar a construir una sociedad sin dinero como lo propone el proyecto venus

Andrés F. Celis S. dijo...

Gracias por el aporte Moer. Saludos.

Publicar un comentario

Entradas recientes