Análisis de la interacción social

Análisis de la interacción social: Los acuerdos sociales.(Fundamento de la humanidad)
El hombre es un ser social, necesita de ella.
Aunque el hombre se presenta como una individualidad, no puede llegar a desarrollarse como persona sino en la relación con los demás. El hombre no es una isla. El existir humano es una co-existencia. Él hombre es un con-vivir. Necesitamos de los demás para llegar a la vida, para sobrevivir, para educarnos, para progresar en todo sentido y para trascender. Necesitamos de los demás para ser persona.
Necesitamos de la sociedad para tener identidad.
La identidad proviene del reconocimiento.
La identidad es un elemento vital para el individuo. Los mecanismos de manipulacion social involucran la identidad y tradicionalmente son separatistas.
La identidad es un proceso de construcción individual que parte del reconocimiento social y permite sustentar nuestra vida y justificar nuestra existencia. El reconocimiento es el elemento que potencializa la conciencia, que permite romper el individualismo. El descubrimiento de el otro como un yo mismo y a uno mismo como un otro y un ellos para los otros son consecuencias del acceso al reconocimiento.
"La autoconciencia es en si y para sí, en cuanto qué y porqué, es en sí y para sí para otra autoconciencia, es decir, sólo es en cuanto se le RECONOCE" Fenomenología del Espíritu , HEGEL
Por todo esto hay tanta resistencia a los elementos que se muestran diferentes a nuestra identidad. Pues cuando el hombre siente en riesgo su identidad, su primera actitud es de rechazo a eso que se presenta. Es una accion de auto protección. Lo que refuerza el individualismo.
Individualismo o “mi manera de mundo”
Nuestra sociedad sostiene y acentúa el individualismo. El individuo justifica sus acciones para mantener su identidad.
El individualista desconoce al otro, la violencia es producto del desconocimiento o menosprecio del otro.
La imitacion es la forma mas basica de acción, y sin embargo es la manera como la gran mayoría de individuos actuan.
Se asumen las conductas estandarizadas como la realidad misma “así son las cosas”, reemplazando los acuerdos de convivencia por las “victorias individuales”, el individualismo desprecia los fines comunes, pero sostiene y acepta como evidente la masificación.
La masificación o la “resignación al sistema”
La masificación se nutre de la imitación; Se reproducen las conductas y aunque se cuestionan aquellas que afectan a los individuos, no se construyen alternativas comunes sino se limita a favorecer lo que garantice el bienestar y la comodidad propia.
La masificación no siempre es pasiva, hay masificaciones con apariencias moralistas que terminan justificando la injusticia.
No toda acción “buena” es una buena acción (p.ej. la lástima no es en si una acción adecuada para la sociedad porque menosprecia el valor del otro, esta actitud solo busca reafirmar el individualismo y el ego. Cuando un igual esta en dificultades, nuestra propia identidad se afecta en la medida de nuestro propio desarrollo social, a partir de esto podemos actuar para solucionar el dolor común y no para reafirmar mi tendencia egocéntrica brindándole "ayuda" al otro porque "yo soy poderoso").
El encuentro de las identidades genera conflictos. Y la falta de acuerdos comunes los acentúan. No importa los acuerdos que estén escritos si no los asumimos y defendemos como propios.
Necesidad del conflicto en la construcción social
“Lo más difícil, lo más importante. Lo más necesario, lo que a todos modos hay que intentar, es conservar la voluntad de luchar por una sociedad diferente sin caer en la interpretación paranoide de la lucha. Lo difícil, pero también lo esencial es valorar positivamente el respeto y la diferencia, no como un mal menor y un hecho inevitable, sino como lo que enriquece la vida e impulsa la creación y el pensamiento, como aquello sin lo cual una imaginaria comunidad de los justos cantaría el eterno hosanna del aburrimiento satisfecho. Hay que poner un gran signo de interrogación sobre el valor de lo fácil; no solamente sobre sus consecuencias, sino sobre la cosa misma, sobre la predilección por todo aquello que no exige de nosotros ninguna superación, ni nos pone en cuestión, ni nos obliga a desplegar nuestras posibilidades.”
Elogio de la Dificultad
ESTANISLAO ZULETA
La transformación en un ser social no es una virtud que solo consiguen los santos o iluminados, es una necesidad y una capacidad que poseemos todos y que se necesita con urgencia.
EN LA SOCIEDAD INDIVIDUALISTA LAS ACCIONES PARTICULARES ASI SEAN BIEN INTENCIONADAS SE ANULAN FRENTE A LAS OTRAS ACCIONES
LOS ACUERDOS MUTUOS SE CONSTITUYEN A LA VEZ EN BIENES PARA LA COMUNIDAD Y BIENES PARA EL INDIVIDUO
IVAN RICARDO GARAVITO SANTAMARIA 2009

1 comentario:

David Julián Duarte A. dijo...

Amen!

Gracias Ivan por este valiente y necesario escrito.

¡Todos somos uno, uno somos todos!

Publicar un comentario

Entradas recientes