¿En dónde está Matt?



14 meses de producción, 42 países y un reparto de miles. Un mundo sin fronteras.

2 comentarios:

David Julián Duarte A. dijo...

Lo ironico del asunto es que, aunque a simple vista constituye una simple acción de creatividad que transmite un sentido humano... el tipo anda haciendo "pasta" pues lo convirtió en una estrategia comercial (lo patrocina una marca de chicles), cuando bien pudiera llevar algún mensaje explicito o gestar alguna campaña humanitaria... ya que en alguna entrevista que le hicieron, lei que solamente lo hacia porque le parecia curioso y divertido...

Sin embargo, no deja de ser interesante el hecho, de que algo tan simple, pueda unir a personas de diferentes lugares y razas en un afectivo y calido ritual...

Andrés F. Celis S. dijo...

Es cierto David. Lástima lo de la empresa de chicles. Deben existir muchos ejemplos para hacer lo mismo sin tener que recurrir a algo tan monetario. Saludos.

Publicar un comentario

Entradas recientes